Teléfonos: +34 696324346 | 002-126-48680907
E-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Facebook - El Auténtico MarruecosTwitter - El Auténtico Marruecos

Viajeros.com - El Auténtico Marruecos

Blog sobre viajes a Marruecos

Blog El Auténtico Marruecos

Blog sobre excursiones en Marruecos. Viajes, tours, rutas, visitas guiadas y excursiones en Marruecos

  • Inicio
    Inicio Aquí es donde puedes encontrar todas las publicaciones del blog.
  • Categorías
    Categorías Muestra una lista de categorías de este blog.
  • Etiquetas
    Etiquetas Muestra una lista de etiquetas que se han utilizado en el blog.
  • Bloggers
    Bloggers Busca a tu blogger preferido.
  • Acceder
    Login Tu cuenta
Últimas entradas

Publicado por en en General

Me atrevería a decir que Marruecos en general es seguro y sobre todo para los turistas, pero no hay que ser ingenuos, se deben tener en cuenta medidas preventivas de seguridad personal como poner el equipaje y el dinero a buen recaudo.

Es necesario estar atentos y ser precavidos sobre todo en las ciudades grandes y turísticas, en lugares donde se producen mayores aglomeraciones por ejemplo en las medinas o zocos,  ya que podemos ser víctimas de un robo al descuido. Es aconsejable llevar el bolso siempre cerrado y en un lugar visible, al igual que la cartera y objetos personales. En Marruecos no es común el robo con violencia y menos a extranjeros.

Tampoco es prudente enseñar mucho dinero para pagar cosas de poco valor. Así que el taco es mejor que lo llevéis escondido y no en la cartera.

Los hoteles son seguros y permiten dejar el dinero guardado antes de salir.

Os recomiendo viajar con maletas que tienen clave y dejarla siempre cerrada a cal y canto cuando salís de la habitación. Si ponéis siempre el mismo número podréis comprobar si os lo han intentado manipular en la habitación del hotel.

Si viajáis en vehículo privado no dejéis cosas de valor a la vista. Pueden romperos un cristal.

En la carretera:

Tenga mucha precaución al volante, en Marruecos se cometen constantemente infracciones de tráfico y las normas de seguridad vial no se suelen respetar ni tan siquiera las del sentido común

Aquí exponemos algunas de las situaciones más comunes

  • ¡Los peatones no cruzan la carretera, sino se lanzan incluso en las autopistas y autovías!
  • Los coches y taxis suelen competir a ver quién es el más rápido y arriesgado, se suelen ver dando la media vuelta en las medianas de las autovías,
  • Desconfiad de los intermitentes, la mayoría de las veces no los usan y cuando lo hacen no es de la manera correcta.
  • ¡En las rotondas los conductores se detienen en mitad de ella para dejar pasar los que vienen de la derecha o quizás no!
  • ¡Pero lo peor sin duda, son los conductores camicaces que adelantan en plena curva sin ninguna visibilidad y que ponen su vida y la de los otros en peligro!

Multas de Tráfico

Hay muchísima presencia policial en las carreteras, sobre todo suelen situarse en las rotondas, intersecciones, debajo de los puentes y cerca de las cabinas de peaje de las autopistas. Tened mucho cuidado con respetar límite de velocidad de la vía. Hay que tener cuidado con los semáforos, cruzar en ámbar es motivo de multa.
La multa más común es la de 700 dírhams (70 euros).


Policía:

En Marruecos hay dos tipos de policía: la Gendarmería, cuyos oficiales visten uniformes de color gris, se encarga de los controles en las principales vías de comunicación, en los cruces y en las entradas a las ciudades, de modo parecido a la Guardia Civil.

Por otro lado está la Sureté Nationale que viste de uniforme azul marino o de paisano, el equivalente a nuestra policía nacional. Cualquiera de los dos te puede pedir el pasaporte, que es obligatorio llevar consigo en todo momento.

El teléfono de emergencias de la policía es el nº 19. El de la Gendarmerie es el nº 107.

Marruecos en general es un país seguro. Hay policía por todas partes y su principal cometido es cuidar del turismo y evitar el pillaje.

Falsos guías:

No obstante conviene estar alerta y desconfiar de los numerosos guías voluntarios que se ofrecen para ayudarnos. La picaresca existe y son muy persistentes. En muchas ocasiones hemos dicho no a estos falsos guías y es como si les diese igual.

Recuerdo una vez en la medina de Fez que intentábamos zafarnos de uno de estos voluntarios y no había manera, cada vez que le dábamos el esquinazo nos volvía a encontrar a los cinco minutos, al final lo dimos por imposible y regresamos al hotel a tomar te y dejar nuestro paseo para otra ocasión.

Definitivamente esto es algo con lo que hay que convivir sobre todo en las grandes ciudades. En Asilah es más leve esta inconveniencia, pero desde luego que existe y que la mejor receta es decir no con mucha educación e ignorar al personaje en cuestión.

La noche:

Tened cuidado en las salidas nocturnas, la peligrosidad dependerá de la ciudad a la que se visite, evitad los lugares poco frecuentados a altas horas de la noche y siempre intentad tomar un taxi o algún otro medio de transporte para volver a vuestro hotel.
En algunas ciudades, las calles son completamente desérticas a partir de las 22:00 de la noche. Se desaconseja por supuesto a las mujeres salir solas durante la noche.

Discotecas y pubs:

En las ciudades turísticas encontraremos muchos de estos locales principalmente orientados al turista. Tened mucho ojo ya que algunas marroquíes aprovechan estos lugares para cazar turistas y ejercer la prostitución. El principal peligro de esto, es verse sorprendido por la policía de camino al hotel, ya que es muy posible que seáis parados y os pidan papeles que demuestren el matrimonio o el compromiso con la acompañante marroquí. Debido a esto podemos vivir una situación desagradable y seguramente salgáis multados.

Aunque Marruecos es un país bastante seguro y el marroquí por lo general bastante amistoso, es necesario como a cualquier lugar al que se visite saber evitar situaciones peligrosas.

Visitas: 117
0

Es importante recordar que en Marruecos, la mayoría de la población son musulmanes; y es que se trata de un país sin mucha tradición de celebraciones cristianas como la Navidad. Aun así, no podemos olvidar que Marruecos es un lugar habitado por bastantes extranjeros de religión cristiana. Por este motivo, no es de extrañar tampoco que cada vez sea más común observar familias celebrando esta fecha tan importante para la iglesia cristiana.

Aunque este día no es declarado fiesta nacional, se permite a las pequeñas comunidades cristianas rendir sus cultos y realizar todo tipo de actos. Así, si viajamos en Navidad a Marruecos, no será difícil encontrar alguna fiesta privada para turistas, normalmente en hoteles. En ellas, se suelen realizar simples cenas y el típico intercambio de regalos.

Estas celebraciones suelen ser bastante discretas y no llaman demasiado la atención. Por tanto, no encontraremos símbolos como el típico pesebre, el árbol de Navidad o las luces de mil colores y guirnaldas colgadas de las calles que tanta luz y alegría dan a otras ciudades del mundo durante estos días.

En las ciudades más grandes, en aquellas en las que encontramos iglesias católicas como en Tánger o Casablanca, es posible acudir a alguna misa de medianoche, o lo que es lo mismo, la misa del gallo con tanta tradición en Europa.

 Aunque en Marruecos la Navidad no tiene demasiada difusión, es interesante ver como su fiesta grande la conocida como Fiesta del Cordero, sí es celebrada por miles de fieles musulmanes en todo el mundo.

Visitas: 123
0

Publicado por en en General

Marruecos  no es sólo las magníficas ciudades imperiales, los zocos y los mágicos desiertos de las rutas del sur. Hay otro Marruecos, cosmopolita, abierto, que armoniza la modernidad con la historia y la tradición. Un Marruecos dónde las tiendas de marca, los cafés de moda, las mansiones, los campos de golf y las playas conviven con la arquitectura más tradicional, los puestos de marroquinería y las mezquitas. Un Marruecos que se abre al mar y se deja contagiar por Europa sin perder su esencia.

Así es Casablanca, el inolvidable escenario del romance entre Bergman y Bogart, que continúa seduciendo a quién se aventura en sus calles, sus barrios y a su animado paseo marítimo. Una ciudad que nos muestra el mayor centro comercial de África o el minarete más alto del mundo, en la espectacular mezquita de Hassan II situada sobre la playa, donde los guías turísticos te descubrirán tesoros a cada paso.

Casablanca es una ciudad de contrastes en la que conviven el sabor tradicional de la medina con la espectacular Corniche de Aïn-Diab, con unas maravillosas puestas de sol y su animada vida nocturna. El mejor enclave para disfrutar de este acogedor país sin sentirte demasiado lejos de casa. Un viaje al pasado, al presente y al futuro.

Visitas: 695
0

Publicado por en en General

En Marrakech llegamos a uno de los destinos imprescindibles en cualquier viaje a Marruecos. No es la capital del país ni tiene el paisaje más bonito, pero atrapa al viajero, lo enamora con su diversidad, lo seduce con la tradición y la diversión, con intensos aromas y una amplia oferta turística. Pero si Marrakech es absolutamente inolvidable es por su plaza Jemma el Fna, que consigue impregnar cada poro de nuestra piel en el mismo momento en que ponemos los pies en ella. Plaza de día y plaza de noche, Jemma el Fna se transforma con el paso de las horas y nos ofrece mil y una historias mágicas.

Marrakech es mucho más, por supuesto. Las excursiones nos llevarán a paisajes de ensueño como las cascadas de Ouzoud -dónde los restaurantes ponen sus mesas en medio del río-, el palmeral o los preciosos jardines de la Menara. El zoco, la mezquita Koutoubia (y la inevitable comparación con la Giralda), la medersa Ben Youssef o el moderno barrio de Gueliz, son otros de los atractivos de la ciudad, imperdibles en nuestros tours.

Pero vayáis donde vayáis, volveréis al punto neurálgico de la ciudad. En Marrakech, todos los caminos llevan a Jemaa el Fna, a sus zumos de fruta recién exprimidos, al olor de carne a la parrilla, a los encantadores de serpientes y a las mujeres que ofrecen tatuajes de henna. Imposible olvidar sus tés con menta, viendo la vida pasar.

 

b2ap3_thumbnail_foto7.jpgb2ap3_thumbnail_foto6.jpgb2ap3_thumbnail_foto4.jpgb2ap3_thumbnail_foto3.jpg

Visitas: 839
0

Déjate seducir por la joya de Marruecos. Bañada por la inmensidad de sus dunas doradas, Merzougaofrece al visitante la sobrecogedora experiencia de dormir en las tradicionales haimas del desierto.Nos veremos inmersos en hermosos paisajes, silencio y un espectacular universo que se abrirá ante nuestros ojos con suincreíble manto de estrellas arropado por bellos atardeceres y amaneceres. Un regalo para la vista y para el espíritu del viajero.

Merzouga es el lugar ideal para realizar actividades, rutas y excursiones por la zona, muchas de ellas en 4x4 o en dromedarios. La hospitalidad de los guías autóctonos permite descubrir no sólo el desierto sino también los pueblos nómadas, la antigua cárcel portuguesa, o el magnífico verdor del palmeral que contrasta con los cálidos tonos de las dunas, en una imagen de infinita belleza.

Un viaje fascinante que nos lleva a la ensoñación del desierto y a la magia del norte de África. Una experiencia simplemente inolvidable.

Visitas: 646
0

Publicado por en en General

Todo en ella es magia. Todo en ella es esencia, historia y perfume. Fes, ciudad imperial de Marruecos, es capital de la artesanía y centro de cultura y tradición. Su medina, la zona peatonal más grande del mundo  y uno de los destinos más atractivos del país, nos ofrece miles de callejuelas sin coches donde perdernos, repletas de colores, vida e innumerables maravillas arquitectónicas escondidas tras los bulliciosos zocos. Principio o fin de la mayoría de viajes por Marruecos, Fez abre sus puertas al visitante sin fijarse demasiado en él, dejando que deambule sin rumbo en su laberinto de calles, apreciando la artesanía de la ciudad, descubriendo a cada esquina edificios revestidos de azulejos, majestuosas puertas, muros de adobe, madrazas y alfarería azul cobalto, entre burros, carruajes y pequeñas motocicletas que transportan mercancías.

En el barrio de los curtidores, acompañados de guías autóctonos, alguna angosta escalera nos llevará a las terrazas de los edificios, una talaya privilegiada para admirar el duro trabajo de estos artesanos que producen cuero y pieles en un escenario lleno de color. En cualquier ruta por las callejuelas de la medina, descubriremos preciosos palacetes donde podremos degustar la rica gastronomía de la ciudad, disfrutando de la hospitalidad de los marroquíes.

Fez, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, detiene el tiempo y nos lleva al Marruecos más auténtico. Lo importante no es qué ver. Lo importante es vivirlo.

Si queréis vivir la experiencia mágica de visitar Fez os proponemos dos rutas:

http://www.toursmarruecos.com/rutas-marruecos/rutas-desde-fes

Visitas: 785
0

A los pies del Atlas, 350 km. al sureste de Marrakech, aparece Zagora, puerta de entrada al desierto del Sahara, en un evocador entorno entre palmerales y dunas. Situada en el fértil valle del Draa, aúna su esplendoroso pasado como parada obligatoria en la ruta de las caravanas, con arquitectura tradicional, aroma a especias, una gastronomía exquisita, servicios turísticos y concurridos zocos.

La ciudad, situada en uno de los mayores oasis de Marruecos, es el enclave ideal para iniciar las rutas por el Sahara. Acompañados por guías autóctonos podremos disfrutar de la magia de las dunas y la arena cristalina. Zagora nos lleva al silencio, la paz, cielos estrellados y bellos atardeceres, un mundo mágico e imaginado que nuestros tours hacen realidad.

Además del inolvidable Sahara, la ciudadofrece la posibilidad de múltiples excursiones hasta fortalezas y palmerales que nos permiten descubrir pequeñas aldeas donde se recogen dátiles, se lava la ropa o se va en busca de agua, en un viaje apasionante hacia la esencia de Marruecos.

Visitas: 924

Publicado por en en General

Viajar a Marruecos es sumergirse en una nueva cultura, de inmersión en el desierto caliente y sentir el frío glacial del Atlas en la cara. Se siente el calor de la gente de los paisajes desérticos inhóspitos. Es una tierra de la gente, de gente muy amable, con una cultura muy rica y antigua.

En la entrada del desierto, me esperaba un camellero llamado Aziz. Parecía un hombre simple pero más adelante descubrí que era un hombre profundo. Subí en el camello con paciencia y caminamos paso a paso a través de las dunas ardientes. Un paisaje impresionante. En el fondo, el campamento dónde nos alojaremos ¡Hermoso!

Etiquetado en: Marruecos Viajes
Visitas: 695

Publicado por en en Curiosidades

No sé cómo llevar dinero a Marruecos. Tengo una tarjeta recargable American Express. ¿Crees que es válida en Marruecos o qué otra manera más segura me indican que llevar el dinero? ¿Mejor Euros o dólares? Si llevo dólares, ¿Puedo intercambiar fácilmente por Dirhams? ¿Dónde puedo cambiar los dólares? ¿En el aeropuerto hacen cambio de divisas? ¿Podría conseguir cambio en Marrakech, Rabat, Casablanca, Essaouira y Fez?

En Marruecos hay muchas casas de cambio, y todos los bancos por lo general también intercambian dinero sin tasas adicionales.

American Express no puede funcionar en la mayoría de los cajeros automáticos, es decir, hay cajeros automáticos en todo el país y en todas las ciudades, pero American Express no es normalmente aceptado.

Recomendamos cómo mejor opción una tarjeta electrónica o Maestro Internacional. Puede solicitar una tarjeta MAESTRO / VISA a su banco.

Visitas: 786
0